domingo, 18 de marzo de 2018

La comida Mexicana vs Tex-Mex







Ciudad Prehispánica de El Tajín : PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD








Tesoros México Ciudad Prehispánica de El Tajín PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD
.
Ciudad prehispánica de El Tajín
Descripción
Situada en el Estado de Veracruz, la ciudad de El Tajín alcanzó su apogeo entre los inicios del siglo IX y los del XIII, llegando a ser la más importante del nordeste de Mesoamérica después de la caída del Imperio de Teotihuacán. Su influencia cultural se extendió por toda la región del golfo, penetrando también en la región maya y las altiplanicies del centro de México. Su arquitectura es única en toda Mesoamérica y se caracteriza por los relieves sumamente elaborados de las columnas y los frisos. En la Pirámide los Nichos –considerada una obra maestra de la antigua arquitectura mexicana y americana– se pone de manifiesto el significado astronómico y simbólico de los edificios. El Tajín es un vivo y notable ejemplo de la grandeza e importancia de las culturas prehispánicas de México.



El Tajín es la urbe precolombina más relevante de la zona costera norte de Veracruz. Su influencia llega hasta las cuencas de los ríos Tecolutla y Cazones, desde la serranía del norte de Puebla. Precisamente la influencia de la cultura de El Tajín, se hace patente en el sitio arqueológico de Yhualichan, pero también en buena parte del área del Golfo de México.

Desde un enfoque estrictamente urbanístico, en El Tajín se observa una preferencia por espacios abiertos de gran tamaño, delimitados por desniveles y templos. Aunados a los decorados con relieves, nichos y pinturas murales, uno de los elementos más destacados de El Tajín es la Pirámide de los Nichos, denominada de esta manera porque los tableros que integran sus fachadas fueron adornados con nichos que suman un total de 365. Por esta última razón, el edificio mencionado genera un interés permanente para los expertos en la cosmovisión precolombina.

No es difícil comprender por qué razón, la ciudad prehispánica de El Tajín se encuentra incluida en el listado del Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la UNESCO. Se trata del sitio arqueológico con un mayor número de juegos de pelota, con 17. Este detalle ha sido interpretado como una necesidad que tuvo esta antigua urbe, de acuerdo a su diversidad cultural. El Tajín se desarrolló en el periodo Epiclásico, del 600 al 900 d.C.

El patrón urbano de El Tajín se basa en una serie de edificios de base rectangular o cuadrada, con uno o más cuerpos colocados de manera superpuesta. Por lo demás, la proyección de sus altares y templos no es muy diferente al patrón mesoamericano. Este último por lo general se compone de estructuras piramidales truncadas con una gran escalera y alfaradas colocadas en la zona frontal.
La sección principal de la ciudad prehispánica de El Tajín, se despliega por una superficie de 1.5 kilómetros cuadrados e incluye 168 estructuras construidas con materiales no perecederos, que en su mayor parte, se utilizaron para la construcción de altares, juegos de pelota, templos, etc.

De entre las construcciones principales de este sitio prehispánico hay que mencionar, por ejemplo, el Grupo de Arroyo o la Plaza del Arroyo; los edificios número 16, 17 y 18; el Juego de Pelota Sur; la llamada Gran Xicalcoliuhqui y los edificios A, C y número 40. Pero además, en este atractivo lugar del estado de Veracruz se cuenta con distintos servicios para el bienestar de los visitantes nacionales y extranjeros.
.
.

domingo, 29 de octubre de 2017

MEXICO: Celebración del Día de Muertos, Una tradición Milenaria





La UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) declaró, en el año de 2003, a la festividad indígena del día de muertos, “Obra maestra del patrimonio cultural de la humanidad”.
 Esta festividad representa uno de los ejemplos más relevantes del patrimonio vivo de México y del mundo, así como una de las expresiones culturales más antiguas y de mayor plenitud de los grupos indígenas que actualmente habitan en nuestro país. 
 México es un país rico en cultura y tradiciones; uno de los principales aspectos que conforman su identidad como nación es la concepción que se tiene sobre la vida, la muerte y todas las tradiciones y creencias que giran en torno a ellas. En México, cada pueblo, cada región, tiene sus propias tradiciones, sus propios usos y costumbres. Pero si hay una tradición que encontramos en cada uno de ellos, es sin lugar a dudas, la celebración del Día de Muertos. Es en ésta, en la que cada familia se prepara para recibir a las almas de los seres queridos que han abandonado esta vida. 
El culto a la muerte en México no es algo nuevo, pues los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México son anteriores a la llegada de los españoles. Hay registro de celebraciones en las etnias mexica, maya, purépecha y totonaca. 
Los rituales que celebran la vida de los ancestros se realizan en estas civilizaciones desde la época precolombina. Entre los pueblos prehispánicos era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento.